Sobre RealFevr

Es así que Freddie Mercury comienza “Bohemian Rhapsody”, y también podría resumir lo que hacemos aquí. De hecho, no hay pruebas de que Mercury no estuviese hablando de nosotros cuando escribió la canción en 1975. Y difícilmente habrá. Pero vamos a seguir.

Quizás hayas soñado con ser un jugador de fútbol. Desafortunadamente, no podemos ayudar con eso. Nadie puede, aunque pienses que aún tienes una oportunidad, cuando ves a cierto jugador de la selección de tu país (podríamos dar nombres , pero no nos vamos a comprometer). Sin sueldo, por supuesto, pero para compensar también sin las ruedas de prensa, el voto de confianza de la directiva y los despidos. El resto, si vamos a ver, todo está allí.

Los jugadores a tu disposición son reales. Y son elegidos por ti. No existe una dirección a imponerte nombres. Ni siquiera empresarios con cintas de vídeo con complicaciones de cracks que dominan en los campeonatos periféricos de América del Sur. Eres tú quien escoge . Sólo tú, es tu equipo, la responsabilidad es sólo tuya. Y juegas contra tus amigos. Ellos, igual que tú, tienen sus equipos. Los equipos son virtuales, pero los jugadores son reales y se gana, se pierde y se empata, basado únicamente en hechos reales. Goles reales, asistencias reales, defensas reales. En resumen, estadísticas reales.

Pero, por casualidad, hay excusas. Vas a tener excusas cuando pierdas. Muchas. Oirás excusas cuando ganes. Muchas, también. Y serán cada vez más creativas. Si crees que sabes lo que es la creatividad, prepárate para reevaluar todo eso, cuando escuches las excusas de los que pierden por aquí.

Del mismo modo, vas a renegar absolutamente de la palabra suerte. Incluso cuando derrotes a un amigo gracias a un hat-trick en el tiempo de descuento. Aunque los goles hayan sido marcados por un jugador que, durante los diez años de su carrera, hizo dos tiros certeros (uno de ellos en un partido amistoso). Incluso si fue el portero que marcó un hat-trick. No, no es suerte. Tu sabías que ese jugador podría marcar un hat-trick, porque iba a jugar contra un equipo que tiene un central que acababa de pasar por un divorcio (y aún amaba a su ex-mujer) y que tenía un historial de llevarse mal con atacantes que presentaron un total de 2 goles en 10 temporadas.

Es decir, te has informado, estuviste atento, y has tomado decisiones bien sopesadas y reveladoras de tu aptitud. No fue suerte. A lo sumo, admitirás un día que fue a buena fe. Suerte? No, no es eso. Nunca. O también fue suerte cuando Enzo Bearzto confió en Paolo Rossi en el Mundial ’82, incluso después de dos años sin jugar? Puedes incluso utilizarlo para silenciar a todo el mundo.

Por supuesto, a tu oponente le va a sonreir la suerte. No es suerte, es tener una flor en el culo. ¡Es increíble! Puso a jugar a un tío que en la ronda anterior había habia hecho un remate que le dió directamente en la cara y marcó dos goles e hizo dos asistencias en el campo del equipo más jodido del campeonato? En su caso, tuvo suerte, sí. O fue el gato que pasó por encima del teclado cuando él estaba haciendo el equipo y eligió ese jugador. Es sorprendente.

Aquí podrás vencer a tus amigos donde todos pensamos que somos unos expertos: en saber de fútbol. Pocas cosas dan tanta satisfacción. Poder alardearse es un arte perdido en estos días. Aquí eso nunca te faltará. Y puedes estar seguro de que vivirás este juego bonito de manera diferente. Te encantará el juego, no solo tu equipo, cuando empieces a ganar y a jugar bien. La pasión ha vuelto. Te verás siguiendo un partido entre dos equipos que ni si quiera sabías que existían. ¿Por qué? Debido a que tu lateral izquierdo juega en uno de esos equipos. Y es el que lanza los corner y los libres laterales. tu familia y amigos van a pensar que te has vuelto loco, pero tranquilo, es sólo hasta que empiecen a jugar también.

Decimos jugar, pero esto no es solo un juego, es más que eso. Aunque no esperamos que lo entiendas por ahora. Te darás cuenta a medida que sigas tu propio camino y a su debido momento. Ustedes se darán cuenta de esto, pero cada uno en su propio camino y em su tiempo.

Después de todo, esto es real o solo una fantasía? De hecho, y si es sólo una de estas cosas, será siempre real.– La “Fiebre Real”!

¿Quieres jugar RealFevr? Regístrate gratis